8 de marzo de 2013

CAPILLAS DEL LADO DE LEVANTE





1
CAPILLA
DE NTRA. SRA. DE LA GRANADA

31
ALTAR
DEL CONSUELO
2
PUERTA
DEL LAGARTO

32
ALTAR
DEL ANGEL DE LA GUARDA
3
PUERTA
DE LA CONCEPCION

33
CAPILLA
DE SAN ISIDORO
4
PUERTA
DEL BAUTISMO

33-1
ALTAR
DE NUESTRA SEÑORA DE LA CINTA
5
PUERTA
DE LA ASUNCION

33-2
ALTAR
DE LA VIRGEN DEL MADROÑO
6
PUERTA
DEL NACIMIENTO O SAN MIGUEL

34
ALTAR
DEL NACIMIENTO
7
PUERTA
DEL PRINCIPE O SAN CRISTOBAL

35
CAPILLA
DE SAN LAUREANO
8
PUERTA
DE LAS CAMPANILLAS

36
CAPILLA
DE SANTA ANA O CRISTO DE MARACAIBO
9
PUERTA
DE LOS PALOS

37
CAPILLA
DE SAN JOSE
10
CAPILLA
MAYOR

38
CAPILLA
DE SAN HERMENEGILDO
11
CRUCERO


39
CAPILLA
DE LA ANTIGUA
12
CORO


40
ALTAR
DE LA CONCEPCIÓN O DE LA GAMBA
13
CAPILLA
DE LA CONCEPCION CHICA

41
ALTAR
DE LA SANTA CRUZ O DE LA PIEDAD
14
CAPILLA
DE LA ENCARNACION

42
CAPILLA
DE LOS DOLORES
15
TRASCORO

43
SACRISTIA DE LOS CALICES
16
CAPILLA
DE LA ESTRELLA

44
CAPILLA
DE SAN ANDRES
17
CAPILLA
SAN GREGORIO

45
TRÁNSITO A LA SACRISTIA MAYOR
18
CAPILLA
DEL PILAR

46
SACRISTIA MAYOR
19
CAPILLA
DE LOS EVANGELISTAS

47
CAPILLA
DEL MARISCAL
20
CAPILLA
DE LAS DONCELLAS

48
SALA DE ORNAMENTOS
21
CAPILLA
DE NUESTRA SEÑORA DE BELEN

49
ANTECABILDO
22
CAPILLA
DE LA ASUNCION

50
SALA CAPITULAR
23
CAPILLA
DE SAN FRANCISCO

51
ALTAR
DE SANTA JUSTA Y SAN RUFINA
24
CAPILLA
SANTIAGO

52
ALTAR
DE SANTA BÁRBARA
25
CAPILLA
DE SCALAS

53
CAPILLA
DE LA CONCEPCION GRANDE
26
CAPILLA
DE SAN ANTONIO

54
CAPILLA
REAL
27
PORTADA DEL SAGRARIO

55
CAPILLA
DE SAN PEDRO
28
CAPILLA
DE LOS JÂCOMES

56
ALTAR
DE LA ASUNCION
29
ALTAR
DE LA VISITACION

57
ALTAR
DE LA MAGDALENA
30
CAPILLA
DE SAN LEANDRO

58
MAUSOLEO DE CRISTOBAL COLON
30-1
ALTAR
DE NUESTRA SEÑORA DE LA ALCOBILLA

59
SEPULCRO DE HERNANDO COLON
30-2
ALTAR
DEL NIÑO MUDO




 

CAPILLAS DEL LADO DE LEVANTE O DE LA CABECERA
47.- CAPILLA DEL MARISCAL
Se cierra con una magnifica reja, en su remate se representa el grupo del Santo Entierro, es obra de 1555 de Pedro Delgado, por encima de esta hay una vidriera de Arnao de Flandes de 1556 con los Desposorios de la Virgen y San José.
Fue fundada  por Don Diego Caballero, al que Carlos I nombró en 1536 Mariscal de la Española. Estaba destinada para servirle de enterramiento familiar.
El retablo de Pedro de Campaña y Antonio Alfián está dedicado a la Purificación de la Virgen, cómo así podemos en la tabla central, está inspirada en una pintura de Durero, en las calles laterales aparecen San Ildefonso, San Francisco, Santiago en la batalla de Clavijo y Santo Domingo. En el remate la Resurrección y el Calvario y en el banco Jesús entre los Doctores y a ambos lados los retratos del fundador y sus familiares, estos retratos tuvieron grandes elogios en el XVI, no olvidemos que Pedro Campaña tenía fama de ser buen retratista.
Sobre la mesa del altar tres figuras de plata cincelada, representando la del centro a Santa Rosalía de medio cuerpo de 1681. A ambos lados San Pío y San Laureano, tienen los rostros policromados, son bustos relicarios.
51.- ALTAR DE SANTA JUSTA Y SANTA RUFINA
Este altar se sitúa en el interior de la Puerta de Campanillas a su derecha, anteriormente se denominaba capilla de los dos Santiagos fundada por los Caballeros Bécquer en 1622. Hoy estos santos se encuentran en la capilla de San Hermenegildo.
La reja que lo limita es sencilla y conserva aún el escudo de sus fundadores y una inscripción alusiva al hecho.
Se trata de una urna acristalada en la que se custodian las esculturas de las Santas con la Giralda en medio, su autor es Pedro Duque Cornejo en el siglo XIII. Su origen es la Iglesia del Salvador y procesionan en el Corpus.
 
52.- ALTAR DE SANTA BÁRBARA
El patrocinador de este Altar es el canónigo Don Pedro de Solís para su enterramiento. Cuenta con una sencilla reja que lo delimita y un retablo de pinturas de Antón Ruiz realizado en torno a 1544. Contiene diez pinturas en las que se observan influencias italianas, la mas interesante es la que ocupa el lugar central, la Sagrada Familia con un ángel que le ofrece uvas al Niño. En el segundo cuerpo vemos una escena de Pentecostés y en las calles laterales diversos Santos entre los que se encuentra Santa Bárbara.
Una pequeña imagen de San Antonio de relativa calidad artística, da el sobrenombre a esta capilla, ya que se le tiene una cierta devoción, la capilla de San Antonio Chico.
53.- CAPILLA DE LA CONCEPCIÓN GRANDE
Anteriormente esta capilla estuvo dedicada a San Pablo, de ahí el nombre que adopta la nave en la que se ubica. En un principio se destinó para alojar los restos de los miembros sobresalientes que actuaron en la Reconquista, así cómo las banderas y estandartes, mas tarde, en 1654, se trasladaron a la Sacristía de los Cálices, ya que el nuevo patronazgo, el Caballero Veinticuatro, Don Gonzalo Núñez de Sepúlveda lo dedicaría para su enterramiento y de su familia.
Este recinto se cierra con una reja del siglo XVII remata con una elegante crestería que se adorna con los escudos de la familia. 
En 1656, se le encarga a Francisco Dionisio la construcción del retablo y a Alonso Cano las esculturas, es de orden salomónico, siendo la primera que se construye en nuestra ciudad la columna de espiras, consta de dos cuerpos, un cuerpo con resaltos y un remate dividido en tres calles por dichas columnas.
La hornacina central cobija una Inmaculada mas grande que el natural, en madera policromada. En el segundo cuerpo, un Crucificado, también mayor que el natural, con dos ángeles pasionarios a los pies. En las calles laterales vemos a San José, San Pablo, San Gonzalo y San Antonio de Padua, rematando todo el conjunto unos ángeles y virtudes.
En el muro de la izquierda vemos la losa de mármol con el escudo y la inscripción en bronce de los fundadores, en el muro contiguo se halla el sepulcro neogótico del Cardenal Cienfuegos y Jovellanos, obra de Manuel Portillo en mármol blanco de 1881.
La vidriera que se puede ver encima del retablo es obra de Arnao de Flandes de 1550, en ella aparece el Martirio de San Pablo, otra en el lateral de 1789, sustituta de la primitiva de Vicente Menardo, contiene el anagrama de la Virgen María.
54.- CAPILLA REAL
La reja que delimita su espacio es colosal, tanto en su calidad artística como en sus dimensiones, fue un regalo del rey Carlos III, según reza en la inscripción es obra de Sebastián Van Der Brocht de 1771, en el remate se ve representado a San Fernando en el momento de recibir las llaves de la ciudad, es una magnifica talla en madera cubierta de plomo de Jerónimo Roldán.

La capilla ocupa la cabecera del templo, lugar que ya ocupaba en la primitiva mezquita cristianizada, por lo que respetando el lugar al no permitir el rey Enrique III su demolición, la construcción de la nueva Catedral gótica se empezara por los pies, por la capilla de San Laureano. Posteriormente el rey Juan II concede el permiso para su demolición imponiendo al Cabildo una condición, que se construyese otra capilla en el mismo lugar y mientras duraran las obras cobijar en lugar adecuado a la Virgen de los Reyes y los restos reales allí depositados.
Tras una gran demora, el emperador Carlos I insta al Cabildo a construir la capilla de inmediato, para lo cual se le encarga el diseño al maestro mayor Martín de Gainza en 1550, comenzando su construcción en 1552, a partir de 1555, tras el fallecimiento de éste, se hace cargo el nuevo maestro mayor, Hernán Ruiz II, modificando una parte del primer diseño, hasta que éste fallece en 1572 y se hace cargo de la finalización de la obra Juan de Maeda, algo que sucede en 1575. Dando cómo resultado una obra renacentista verdaderamente grandiosa.
El espacio es cuadrangular, cubierto por una solemne cúpula de casetones adornados por cabezas de reyes y linterna en el remate. El ábside se cierra con una venera adornada con ángeles y putti, apareciendo armados con lanzas y alabardas en el friso. A ambos lados de este espacio central existen otras dos capillas con sus sacristías.
Los muros se dividen por ocho pilastras muy ornamentadas dividiendo el espacio en siete compartimentos, el central dedicado a la Virgen de los Reyes, los dos inmediatos con cuatro hornacinas cada uno, los siguientes con las tribunas bajo las que se abres las capillas laterales y los dos últimos con los sepulcros reales.
La decoración escultórica imprime a esta capilla una gran importancia, en el arco de entrada se encuentran superpuestas dos series de efigies mayores que el natural, en las que intervinieron varios escultores de la talla de Juan Picardo, Anjarés y otros, en los casetones de la cúpula se encuentran las cabezas de reyes, parece que se esculpen, según los dibujos de Pedro de Campaña, por Pedro de Campos Y Lorenzo de Vao.
Las vidrieras de los muros laterales con el escudo de España, son de Vicente Menardo de 1574.
El retablo que preside la capilla de Luís Ortiz de Vargas lo termina en 1649, destacan en él las esculturas laterales de San Joaquín y Santa Ana, ambas en madera policromada, como curiosidad disponen de puertas plegables para que en determinadas ocasiones se puedan aislar del exterior.
La Virgen de los Reyes con el Niño sentado en sus rodillas preside este retablo, aparece en un trono de 1806 y bajo un dosel de plata. Son imágenes de candelero de 1,62 metros la Virgen y 64 centímetros el Niño. Estan talladas en madera de alerce y policromadas en sus partes visibles, teniendo articulados los brazos y las cabezas. El pelo de la Virgen está hecho por trencillas de hilo de oro.
Es una talla cuyo estilo se corresponde con la transición del románico al gótico al que se le ha dado un porte majestuoso, como corresponde a una Virgen Reina.
El frontal de plata del altar es del orfebre Villaviciosa de la primera mitad del XVIII, a ambos lados dos mesas auxiliares, credencias, con frontales de plata también, ambas de 1739. Sobre estas mesas podemos ver los candelabros, también de ese metal precioso, con forma de águila bicéfala del XVIII.
En los paños laterales del ábside se encuentran en sus hornacinas toda una serie de esculturas en piedra de Santa Justa y Santa Rufina magníficamente esculpidas por Diego de Pesquera, San Leandro y San Isidoro, San Lucas Y San Juan, San Mateo y San Marcos y San Pedro Y San Pablo, estas dos últimas se encuentran a ambos lados del retablo. En todas ellas colaboró el escultor Juan Marín con Diego Pesquera, excepto en las Santas. Toda esta serie la terminan en 1574.
A los pies del presbiterio se encuentra la urna de plata  que contiene el cuerpo incorrupto de San Fernando, aparece con la vestimenta real y portando alhajas. La urna es obra del orfebre Juan Laureano de Pina, fue un trabajo muy laborioso ya que tardó en terminarla desde 1665 hasta 1719, fecha en la que el rey Felipe V se la regala al Cabildo. La urna descansa sobre un pedestal de mármol con la inscripción, en hebreo, árabe, latín y castellano, de una elegía de su hijo Alfonso X el Sabio a su padre, en la que entre otras le dice “al más leal, el más verdadero, el más franco, el más esforzado, el más apuesto, etc..”
 
Ante la urna hay un altar con el frontal de plata, con labores semejantes al del altar del Virgen. A ambos lados hay unas escaleras que nos permiten bajar a la cripta en la que reposan los restos mortales del rey Don Pedro I y su esposa María de Padilla, sobre el altar de la cripta se encontraba la Virgen de las Batallas, una imagen de marfil de 43 centímetros, actualmente se encuentra en una vitrina en la Sacristía Mayor junto con las Tablas Alfonsíes y las llaves de la ciudad. Esta Virgen es la que la tradición dice que era la que llevaba el rey Fernando III en el asedio a Sevilla. La imagen se presenta sentada con el Niño en sus rodillas, es una escultura del siglo XIII. En los muros laterales se encuentran los sepulcros de Alfonso X el Sabio y de su madre Doña Beatriz de Suabia, ambos en actitud orante.
 
En la tribuna de la izquierda se halla, un órgano de 1807 y bajo esta tribuna se encuentra una capilla con un retablo barroco realizado en 1648 por Juan de Torres, la preside y en su espacio central un Ecce Homo, desde ésta tras una puerta se accede la sala de juntas, lugar en el que se guarda el tesoro, la espada y distintos objetos de San Fernando, coronas, cetros, etc. Algunas pinturas cómo uno de San Fernando de Murillo, entre otros.




















En el lado contrario nos encontramos con otra capilla, el coro para capellanes con sillería y facistol de caoba lisa, regalo del rey Carlos IV. Un retablo de Luís de Figueroa de 1638 con la imagen de San Antonio en madera policromada, atribuido a Luís Ortiz de Vargas, la preside, destacando los relieves que se encuentran en las arquivoltas, con cabezas de santos, que bien pudieran ser del mismo escultor o de algún seguidor de Martínez Montañés. Al fondo un Crucificado.
55.- CAPILLA DE SAN PEDRO
Se cierra con una reja decorada con los atributos pontificios de la segunda mitad del siglo XVIII realizada por el franciscano Fray José Cordero. Los orígenes de su fundación se deben a los Marqueses de Malagón que le encargan a Diego López Bueno la construcción del retablo en 1625, tiene elementos manieristas que sirven de marco a una serie de pinturas realizadas por Francisco de Zurbarán, sobre la Vida de San Pedro. En el primer cuerpo se encuentra San Pedro Papa y a ambos lados, la Visión de las Sabandijas y las Lágrimas de San Pedro, en el segundo cuerpo, la Inmaculada Concepción, centrada entre Quo Vadis y la Liberación de San Pedro, en el remate el Padre Eterno del siglo XVIII. En el banco se ven distintas escenas de la vida del Santo.
A la izquierda bajo un arco se encuentra el sepulcro del Arzobispo Fray Diego de Deza que aparece yacente.
En los muros laterales se ven pinturas de gran calidad artística, cómo San Pedro Liberado y Quo Vadis de Valdés Leal, la Liberación de San Pedro, una obra tenebrista que denota su procedencia italiana, San Lázaro con Santa María Magdalena, San Jerónimo penitente, muy tenebrista, San Juan Bautista, atribuido a Zurbarán, las Lágrimas de San Pedro y otros dos de los que pinto Francisco de Zurbarán para el antiguo convento de la Merced Calzada, la Aparición de la Virgen de la Merced y la Navegación milagrosa de San Pedro Nolasco.
56.- ALTAR DE LA ASUNCIÓN
Está situado a la derecha de la Puerta de Palos, se debe al patronazgo del Jurado Don Pedro Cristóbal de la Puebla en 1593. Es un altar formado por un arco de medio punto que contiene un relieve de la Asunción de la Virgen María y al fondo dos pinturas de calidad de Alonso Vázquez de 1593, San Ildefonso y San Diego de Alcalá entre ángeles y santos.
57.- ALTAR DE LA MAGDALENA
Se sitúa a la izquierda de la Puerta de Palos, fundado por Don Pedro García de Villadiego en el siglo XVI. Consta de un retablo de dos cuerpos que alberga nueve pinturas, en el primero la Aparición de Cristo a la Magdalena, a ambos lados los fundadores, en el segundo la Anunciación de la Virgen sobre un fondo arquitectónico y paisaje que denota la influencia de la escuela italiana.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Escribe que te ha parecido o cualquier cosa que creas oportuna.