21 de abril de 2013

LA GIRALDA

Actualmente la Giralda es la torre que hace de campanario de la Catedral de Sevilla, Santa María de la Sede.
La Giralda toma su nombre de la estatua que la corona, una veleta, por aquello de que gira.
El aspecto que presenta en la actualidad, es consecuencia de las modificaciones que se le han realizado a lo largo de los siglos desde su construcción.
En un principio fue el alminar de la antigua mezquita en la que se asienta la catedral, se utilizaba para la llamada a la oración de los creyentes y cómo observatorio, a este periodo almohade corresponden los dos primeros tercios de la torre, mientras el tercio superior es el remate definitivo con el cuerpo de campanas que se le añade en el siglo XVI y el Giraldillo que actúa cómo veleta,
La torre es de planta cuadrangular y sus dimensiones son, 13,61 de lado por 94,7 metros de altura a los que hay que sumar 5,6 metros del Giraldillo, lo que hacen una altura total de 101,3 metros.
Está formada por una serie de cuerpos bien diferenciados que nos muestran las distintas etapas de su construcción, la almohade y la renacentista y su aspecto final.
Se empieza a construir en 1.184 por orden del emir Abu Yacub Yusuf sobre una cimentación con restos de los antiguos edificios romanos de la ciudad. Posee la estructura clásica de los alminares almohades, un pilar central de base cuadrada, un espacio intermedio en dónde se construyeron las 35 rampas de acceso, para subir a caballo, y los muros exteriores. La construcción la realiza el arquitecto Ahmad Ben Basso, autor de los palacios de la Buhaira, en Sevilla.
Para la decoración exterior se utiliza el ladrillo, con una red de rombos a base de ajimeces, ventanas arqueadas con una columna central y arcos de herradura semicirculares, insertados dentro de otro gran arco lobulado y apuntado.

En 1.248, Sevilla es tomada por el rey Fernando III, por lo cual la religión dominante es la cristiana, con lo que comienzan a gestarse las modificaciones en el complejo religioso.
La admiración que despertaba la edificación del alminar fue tal, que cuando los musulmanes, al negociar las capitulaciones de Sevilla, solicitaron que se les dejara demoler la torre, el infante don Alfonso contestó una frase que ya se ha hecho célebre en la historia: "por un solo ladrillo que le quitasen los pasaría a todos a cuchillo"
Lo habitual en las ciudades recién conquistadas consistía en la colocación de campanas en los alminares de las mezquitas y la colocación de una cruz en su terminación. Sin embargo, el alminar sevillano se respetó, conservando el primitivo remate hasta que el terremoto del 24 de agosto de 1.356, localizado en el Cabo de San Vicente, rompe la espiga de hierro, provocando la caída de la esfera de bronce que la decoraba.
En el siglo XVI, se añadió el cuerpo de campanas, con 24 campanas, obra del arquitecto cordobés Hernán Ruiz, que empezó su renovación en 1.558.
Por encima del cuerpo de campanas se sitúa el cuerpo de azucenas que tiene en sus esquinas cuatro jarras de azucenas de bronce, restauradas por el artista Fernando Marmolejo.
Encima existen cuerpos de arquitectura renacentista denominados cuerpos de carambolas, cuerpos de estrellas, cúpula y cupulín, y sobre éste la estatua de la Fe caracterizada como una mujer ataviada con vestiduras clásicas y que porta en una de sus manos un escudo y en la otra una palma. Gira según la dirección del viento y simboliza la victoria de la fe cristiana. 
La figura fue, según algunos autores, diseñada por Luis de Vargas, modelada por Juan Bautista Vázquez el Viejo y fundida en bronce por Bartolomé Morel, quedando finalmente instalada en 1.568.
El año 1.565 fue decisivo para la decoración de la Giralda y para las obras de infraestructura para la colocación de la veleta, lo que evidencia que la obra de fábrica se hallaba finalizada.
En 1.770 se realizó en el Giraldillo la primera gran obra de mantenimiento desde su instalación. La escultura había quedado dañada tras el terremoto de Lisboa de 1.755, además, el tiempo había ido mermando su condición de veleta y la última restauración la realizó el IAPH en 1.997.
La Giralda fue declarada Patrimonio Nacional el 29 de diciembre de 1.928 y en 1.987 entró a formar parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Escribe que te ha parecido o cualquier cosa que creas oportuna.